jueves, 28 de abril de 2016

Número y corazón. 191



Décima de soledades de heptasílabos

A mi amada 

¿Por qué estamos partidos,
por qué no somos uno,
qué habría de oportuno
en quedar desunidos
dos pechos encendidos
de tan ávido amor?
¿Es el mundo mejor
por esta pálida suerte?
¿No es como viva muerte
ser dos en este ardor? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario