sábado, 30 de abril de 2016

Luz universal. 4



Mi sitio siempre ha estado 
en la sala de los trastos 
y las cosas que se amontonan, 
sobre su suelo de yeso, en completa soledad, acabó siempre 
el camino de mis afanes, 
ahora no estoy allí 
pero mi corazón aún siente a veces 
que pertenece a ese lugar, 
solo tu resplandor pleno de realidad 
abre grietas en sus paredes con sus haces, 
espadas de justicia que combaten contundentes 
la solidez de mi amargura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario