jueves, 28 de abril de 2016

En la órbita de la esperanza. 297



Quienes no tienen más afán
que mostrar a los otros la grandeza
de su propia fuerza y lo idóneo
de la forma de su mezquina persona me producirían
un mortal aburrimiento
si mi indolencia llegara hasta el extremo
de permitir a mi ánimo no sentir
jamás vergüenza por nada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario