sábado, 28 de noviembre de 2015

Una pulgada fuera del amor. 227



Cuánta gente hay hoy sábado 
en los restaurantes Macdonalds, 
que sirven comida basura 
pero usan estrategias de captación 
con rigor escrupuloso, 
cuántos amigos rodean este día 
al hombre desleal a sí mismo y a la verdad, 
sumiso a la opinión, 
cínico y cruel con el diferente, 
dueño de una máscara simpática, 
sonrisas y comentarios irónicos 
que hacen reír al indolente 
pero qué solo estoy yo en cambio, 
trabajando dura y seriamente 
como todos los días, 
sin permitirme un descanso, 
abandonado de las muchedumbres 
porque me niego a la infamia 
de mentir a mis semejantes, 
lo más destacado 
que hasta el momento ha ocurrido 
entre el público que me observa 
es por contra el insidioso intento 
de desprestigiar mis libros 
cuyos beneficios no son para mí 
sino para dos ONG's 
que he sufrido de un personaje 
que ha publicado repetidas veces en mi página 
la imagen de un correo mío, 
su pretensión era demostrar 
la presunta maldad que oculta mi corazón 
porque mi correo no observa 
ni con mucho 
la misma delicadeza formal de mis poemas de amor, 
supone su hipócrita espíritu 
que su delación ha herido mi orgullo, 
que imagina tan insignificante como el suyo 
y que contribuirá además 
a mi fracaso completo, al que aspira 
como una hazaña personal que alivie su mediocridad, 
yo le escribí en ese breve mensaje 
y lo dije públicamente en su momento 
que esperaba por su bien 
que alguna vez hiciera algo más por los otros 
que joderlos y meter la polla 
y lo dije con conocimiento de causa 
porque aludiendo él 
a dos poemas míos, 
hirió mis sentimientos con sus ironías 
porque ensalcé en ellos el valor ético 
de la fidelidad amorosa 
y del respeto a la dignidad de la mujer, 
su incordio y su afán de protagonismo 
en nada beneficia a nadie, 
sus valores son tan pobres 
que no busca en la vida más 
que su propio provecho y su propio honor, 
su alma debe ser tan fría 
que la piedad no la habita 
ni el verdadero pundonor, 
ha pensado que este hombre humilde 
que escribe estos versos emocionados 
está muy preocupado por fingir lo que no es 
para alcanzar rápida e inmerecida fama, 
como ha intentado él con su acción 
pero yo no estoy hoy solo 
por no tener habilidad para atraer público 
sino porque solo estoy buscando 
la verdad, el bien y la libertad, 
no quiero hacerme rico ni triunfar 
sino solo salvar este mundo 
de la idiotez y la ruina. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario