domingo, 29 de noviembre de 2015

La libertad del corazón. 202


Nosotros sabemos, amor mío, que el más honrado 
de los que atormentan a los palestinos 
está forzando a su corazón a que sienta odio 
y que su desprecio es una mentira 
que no soporta unos ojos cerrados 
en la oscuridad de un dormitorio 
ni la amargura de un moribundo 
que repasa su vida de crímenes 
al contrario que mis sentimientos, 
que son libres y me sujetan al bien 
sin que mi conciencia se lo imponga  
y ni una gota de mi amor por ti 
la tengo que fingir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario