lunes, 31 de agosto de 2015

Estante luminoso. CCXXVIII



Cuatro pareados de paz y plenitud

Un ángel bello es mi hermano
y me da su tierna mano.

No veré mi perdición
pues sigo a mi corazón.

Sabe el mundo la verdad
que encierra mi intimidad.

Mis adentros son del bien
no hay buenos con quien no estén. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario