domingo, 30 de agosto de 2015

Estante luminoso. CCXXVII



Décima a la paradoja de mi vida 

Tan mal afecto me han dado 
a lo largo de mi vida, 
fue mi frente tan herida 
que ahora soy desconfiado 
y, aun siendo tan declarado 
que por fin la sociedad 
me otorga gran dignidad, 
amargado me lamento, 
ya sin ningún fundamento, 
de mi negra soledad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario