lunes, 31 de agosto de 2015

Clamor desde el Sáhara Occidental. 219


Me huelo yo que, en el mundo, 
no manda la buena gente 
sino los duros de corazón 
sin cabeza sobre los hombros, 
su terquedad asombra 
porque no buscan la inocencia 
sino supremacía, 
no atienden a la verdad 
porque ataca sus fundamentos, 
yo quiero para mi país 
verdadera democracia 
y decencia ética, 
por eso hablo mal de mi rey 
y de los políticos, 
que abandonan y castigan a un pueblo 
noble y sencillo como el saharaui, 
a ellos les dolería 
si leyeran mis poemas 
el desprecio con que hablo de ellos 
porque son seres humanos 
y estarán cargados de orgullo 
pero es lo que se merecen 
porque los saharauis sufren 
y a ellos no se les mueve 
ni siquiera el flequillo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario