domingo, 31 de mayo de 2015

Grietas para un muro. 245



Sopla la brisa
en los campos de Palestina
con la delicadeza con que en el pecho
brota la esperanza,
no saben reprimir los tanques
la libertad del viento
ni la fe del amanecer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario