sábado, 30 de mayo de 2015

Grietas para un muro. 240



Qué poco aman los hombres 
cuando nadie los está mirando, 
cuando nadie les obliga, 
cuando no temen a nada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario