domingo, 29 de marzo de 2015

Grietas para un muro. 4

Foto: Tammam Azzam

El hombre cargado de vanagloria 
es capaz de afectar sensibilidad 
al mismo tiempo que humilla o asesina, 
yo he conocido almas viles, 
tiranas y arrogantes, 
que se sentían hermosas 
solo porque eran premiadas 
con halagos y honores, 
a Israel nadie le dice 
lo horrendo que es su rostro, 
la abominable fealdad 
que deforma sus facciones 
porque un infierno de intereses 
convierte al mundo entero 
en cómplice de su iniquidad, 
él contempla ahora 
su imagen ensangrentada 
en el espejo de su jactancia y se cree 
un héroe benefactor 
que triunfa de la decadencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario