martes, 31 de marzo de 2015

Estante luminoso. CXIII

Yo no quiero ver los treces
pues, en la superstición,
hallarlos de sopetón
tuerce tu fortuna a veces
sin que luego la endereces
con un número bonito,
tiénenme los treces frito
porque sin parar los veo
que es más fácil ver lo feo
que lo bello y exquisito. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario