sábado, 28 de febrero de 2015

Fruta madura. CCLIII

Lléname la vida,
colma mis días
de la luz de tus bellezas,
haz opulentas mis horas,
ocupa todo mi mundo
con tu gozoso resplandor,
libérame del desencanto
que oscurece mi existencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario