martes, 30 de diciembre de 2014

Refugio de sensatez. XVII

Hay seres humanos 
con aliento de hielo 
que temen el calor de un corazón, 
no ansían esperanza, no ansían sueños, 
no quieren la verdad de la vida, 
sino la muerte, la oscuridad, el silencio, 
la prisión, la humillación, la asfixia, 
su empeño es mancillar la inocencia, 
enfriar el afán, destruir la fe, 
son sombras de este mundo 
que sirven al sufrimiento, 
sembradoras de desilusión 
que pasan por la Tierra en la penumbra 
de su amargura y su derrota. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario