lunes, 29 de diciembre de 2014

Refugio de sensatez. XIV

Yo no hago zalemas, 
no me excuso por haber nacido, 
no pido permiso para ser, 
no mendigo dignidad, 
no rindo culto a un dueño, 
no vendo mi libertad, 
no doy mi amor a cualquiera, 
no soy esclavo de nadie, 
no debo el aliento, 
mi alma es solo mía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario