lunes, 29 de diciembre de 2014

Refugio de sensatez. XII

¿Solo hay vagas ensoñaciones,
solo hay vacío,
solo hay prisión y muerte en la vida?
¿Es el mundo solo un escenario
para la decepción y el desengaño?
¿No habrá un día
en que mis manos toquen su anhelo
o mis ojos vean su afán?
¿Es todo vapor, aire, polvo, ruina?
¿No merezco el Paraíso,
una hacienda para mí, la miel de la Tierra,
nunca alcanzaré una estrella?
¿No habrá más que quimeras,
castillos en el aire, espectros sin sustancia,
sombras sin sentido?
¿Me iré desnudo y hambriento
tal y como he venido? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario