jueves, 27 de febrero de 2014

Llama de mi sol ardiente. CLXXXI

Hoy no brilla el sol en lo alto,
¿dónde se ha ido?
Hoy no veo su fuego,
hoy la felicidad no llena
mi corazón helado,
¿dónde se ha ido?
Hoy no sé quién soy,
ni tengo destino,
ni esperanza,
hoy no abriga mi pecho
una luz majestuosa
¿dónde se ha ido?
Quiero darte un amor infinito,
inagotable, eterno,
quiero que el gozo de la vida
no se extinga en mi alma,
quiero que estas nubes se disipen,
que esta sombra se quiebre
y mi amado manantial
arda con toda su fuerza,
en un mediodía que no acabe.
Hoy no tengo fe en las entrañas,
¿dónde se ha ido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario