miércoles, 26 de febrero de 2014

Llama de mi sol ardiente. CLXXIX

Torrentes de devoción
te deben las entrañas mías.
A cambio de la sombra
de uno de tus cabellos,
te daría el alma
y hasta la misma vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario