viernes, 27 de diciembre de 2013

Cimas del Paraíso. LXXI

Hay misterios que la razón
apenas logra desentrañar,
desafiantes y elusivos
ante el poderoso entendimiento;
incansables, los hombres
indagan en su enigma
porque el instinto les lleva
a aborrecer el fracaso 
de sus afanosas mentes;
tú eres el hondo secreto
que me empeño en explorar;
no me duele mi derrota
ante tu persistente bruma,
con los días va aumentando
tu oscuridad y mi asombro
mas cuanto menos comprendo
más encumbrada es mi dicha;
sin cesar aborda mi alma
tu irreductible incógnita
mi ansia viva es averiguarte,
conocerte, desvelarte,
mas cuanto menos te penetro
más excelsa es mi felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario